Mi primera mesa de cultivo de primavera-verano.



mesa de cultivo para huerto urbanoEste post está dedicado a todas aquellas personas que quieren iniciarse en el mundo de la horticultura en contenedores pero no saben por dónde empezar. Os proponemos varias combinaciones de hortalizas y verduras que se siembran en este tiempo (de febrero a mayo) y su distribución para distintos tamaños de mesas de cultivo. Y os explicamos paso a paso cómo llevarlo a cabo, para que organizar el primer huerto urbano sea sencillo y la cosecha sea próspera y gratificante.

Los materiales.

Para comenzar necesitaremos los siguientes materiales:

  • Mesa de cultivo. Se pueden elegir distintos tamaños en función del espacio que tengamos disponibles. También podemos optar por diferentes alturas, la más común es la de 85 cm, que nos permite trabajar cómodamente sin agacharnos. Pero si queremos cultivar plantas trepadoras como tomates, judías o pepinos, una mesa con una altura de 65 cm será suficiente. Y si lo que queremos es realizar un huerto con niños también hay disponibles mesas de 45 cm, para que los más pequeños colaboren en el cultivo de los alimentos.
  • Sustrato. fibra coco y humus lombriz mesa webLas mesas de cultivo no deben rellenarse con tierra, ya que tiene un peso excesivo. Se recomienda emplear una mezcla de fibra de coco y humus de lombriz. La fibra de coco pesa muy poco y aporta aireación a las raíces, evitando encharcamientos y retenciones de agua. Por su parte, el humus de lombriz es rico en nutrientes orgánicos para nuestras plantas.
  • Semillas y semilleros para obtener cultivos de tomate, pimiento, berenjena, pepino, zanahorias, espinacas, cebollino, lechugas, fresas,.. según la combinación elegida. Se aconseja elegir variedades enanas o de poco desarrollo para optimizar el espacio de nuestra mesa. Por ejemplo, tomates cherry, pimiento s de padrón,?
  • Sistema de riego (opcional). Aunque podemos regar huerto urbano con una simple regadera siempre es kit riego goteo mesas cultivo webinteresante emplear como opción un riego por goteo, ya que minimizamos el consumo de agua y además podemos programarlo durante nuestras ausencias, por ejemplo, en vacaciones para que nuestro huerto no sufra ningún tipo de estrés por falta de agua.
  • Cañas o bambú para entutorar la tomatera y el pepino.

El montaje.

En primer lugar se monta la mesa de cultivo siguiendo las instrucciones del fabricante. El montaje de la mesa y sus accesorios es muy sencillo ya que existen en el mercado mezclas de sustrato y kits de riego adaptados al tamaño de nuestra mesa, con instrucciones y todos los accesorios necesarios.

A continuación se rellena con la mezcla de sustrato de humus de lombriz y fibra de coco. El sustrato ha de quedar bien suelto, sin huecos y sin apelmazar para permitir que se desarrollen bien las raíces de nuestras plantas. Hay que realizar un primer riego con regadera para que se moje todo el sustrato y quede uniforme.

Mesa con riego por goteo.
Mesa con riego con todos los elementos instalados.

Seguidamente colocamos el sistema de riego por goteo, antes de plantar ninguna hortaliza en nuestra mesa. Si lo hiciéramos en el orden inverso, podríamos dañar las raíces de nuestras plantas. Con 4 o 5 líneas de tubo de goteo serán suficientes para cada mesa, estas se unen a un tubo principal que a su vez irá conectado a un programador y este a un grifo. El programador nos permitirá automatizar el riego y optimizar la cantidad de agua y frecuencia de riego necesaria en cada momento del año, según los cultivos y las horas de luz y calor.

La siembra.

Mesa de cultivo de 75 x 50 cm
Mesa de cultivo de 75 x 50 cm

Una vez preparada la mesa de cultivo hemos de comenzar a sembrar las distintas semillas que darán lugar a nuestros cultivos de primavera y verano.

Hay que tener en cuenta que algunas plantas se siembran directamente en el sustrato de la mesa de cultivo mientras que otras han de sembrarse en semilleros. Os hacemos tres propuestas, para distintos tamaños de mesas, con especies que se siembran en estos meses (de febrero a mayo) y que se recolectarán en primavera y verano, la mayoría. Para estas especies el modo de siembra es el siguiente:

  • Siembra en semilleros: tomate, pimiento, berenjena, pepino, lechuga, fresa, orégano y albahaca.
  • Siembra directa: zanahorias, rabanitos, espinacas, perejil y cebollinos.

Para las especies que se siembran en semillero es necesario hacernos con una bandeja-invernadero o con macetas de turba con pastillas de turba para realizar la siembra. De forma general, las semillas más pequeñas han de sembrarse más superficiales que las de mayor tamaño, de modo que facilitemos la germinación de las mismas. Una vez sembradas, mantener los semilleros con humedad suficiente hasta que germinen las semillas. De modo general también, el momento del trasplante habrá llegado cuando las jóvenes plantitas hayan alcanzado aproximadamente un tamaño de unos 10-15 cm o bien cuando tengan 4 hojas verdaderas.

Mesa de cultivo de 150 x 50 cm
Mesa de cultivo de 150 x 50 cm

En las especies de siembra directa nos ahorraremos este paso, ya que sembraremos directamente las semillas en su lugar definitivo en la mesa de cultivo.

Algunas semillas como los rabanitos y las lechugas germinarán rápidamente, en los primeros días. Otras como el perejil puede tardar unas 3 semanas, solo es cuestión de paciencia y de mantener húmedo el sustrato regando con una lluvia fina, mediante un pulverizador, de modo que las semillas no sean arrastradas o que las pequeñas plantas no sean dañadas.

Mesa de cultivo de 150 x 75 cm
Mesa de cultivo de 150 x 75 cm

En cualquier caso, es importante tener en cuenta el espacio que ocuparán nuestras plantas cuando se desarrollen, por lo que hay que sembrarlas a la distancia adecuada. Como referencia, para la mesa talla S cada cuadrado de la cuadrícula corresponde a 5 cm y para las mesas de las tallas M y L, cada cuadrado de la cuadrícula corresponde a 10 cm de la mesa de cultivo.

Los cuidados posteriores.

Una vez que hayamos trasplantado todas las plantitas, tendremos nuestra mesa de cultivo lista con todas las verduras y hortalizas. Ahora solo queda realizar unas pequeñas labores de mantenimiento:

  • Mantener los riegos para que las plantas tengan una humedad constante pero sin encharcarlas.
  • Eliminar a mano o con una pequeña azadilla las malas hierbas que puedan aparecer.
  • Entutorar la tomatera según vaya creciendo.
    Mesa con cañas de bambú para entutorar plantas trepadoras.
    Mesa con cañas de bambú para entutorar plantas trepadoras.

    El pepino se puede entutorar o bien se puede dejar colgar para que ocupe menos espacio en la mesa de cultivo.

  • Colocar una red antipájaros para que no piquen los brotes tiernos, si es necesario.
  • Prevenir plagas y enfermedades controlando regularmente las hojas de nuestras plantas para comprobar su buen estado de salud. Es importante observar que no aparezcan insectos en la parte inferior de las hojas o manchas por hongos. En caso de observarlos podremos poner un tratamiento antes de que se nos vaya de las manos.
  • Abonar con una fina capa de humus de lombriz o bien con un fertilizante líquido orgánico una vez al mes, para mantener los nutrientes del sustrato en nuestra mesa de cultivo. Algunas especies como tomates, pepinos  y fresas son muy exigentes en nutrientes.

La cosecha.

Cada especie tiene un tiempo diferente de cosecha.

  • Los primeros en estar listos para su consumo serán los rabanitos, a las 3-4 semanas desde su siembra, según variedades.
  • Las lechugas se podrán recolectar a los 2 meses de la siembra. Según vayamos cosechando lechugas podremos ir sembrando más, para obtener una producción escalonada a lo largo de todo el verano.
  • A los 2,5 meses de la siembra comenzaremos a recoger espinacas y pepinos.
  • Las zanahorias, cebollino, orégano y el perejil podrán cosecharse a partir de los 3 -4 meses.
  • Las berenjenas, pimientos y tomates y la albahaca se cosechan a los 5-6 meses desde su siembra.
  • Las fresas que sembramos este año podremos recogerlas en la primavera-verano siguiente.

Algunos cultivos como rabanitos, lechugas y zanahorias pueden reponerse según se vayan cosechando para tener producción a lo largo de todo el verano y principios del otoño (hasta la primeras heladas generalmente).

Las aromáticas pueden cosecharse hoja a hoja o ramita a ramita según se vaya necesitando su uso en la cocina, de modo que nos durará todo el verano.

Los cultivos como el tomate, pimiento, berenjena y pepino, nos darán frutos  a lo largo de todo el verano. Una vez que se haya agotado su producción es necesario arrancarlos. La albahaca también debe ser arrancada a finales de verano. Los tallos del orégano deben ser cortados unos cm por encima del sustrato antes de las primeras heladas, mientras que las fresas, el cebollino y el perejil permanecerán en la mesa todo el año.

Los cultivos arrancados serán sustituidos por otros de invierno como coles, coliflores, acelgas, habas y guisantes, repollos y berzas? pero esta será ya nuestra segunda mesa de cultivo.

3 comentarios sobre “Mi primera mesa de cultivo de primavera-verano.

  • el 16 octubre, 2015 a las 8:32 am
    Permalink

    Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestro sito web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

      Respuesta
      • Guadalupe Martín de Un huerto en mi balcón
        el 21 octubre, 2015 a las 6:38 am
        Permalink

        Muchas gracias por vuestras amables palabras amigos. Desde luego comentarios como el vuestro nos cargan de energía y nos motivan a seguir trabajando.
        Esperamos que nos sigais leyendo mucho tiempo. Un saludo

          Respuesta
      • Pingback:UN HUERTO EN CASA | rivasocio.com

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      *