Verdolaga, planta comestible y útil en el huerto



La verdolaga comestible o Portulaca oleracea es una planta silvestre que puede aparecer de forma espontánea en el huerto y sus alrededores, pero que también puede ser cultivada como una hortaliza, ya que la verdolaga es una planta comestible que se consume principalmente en ensaladas pero que además posee interesantes propiedades como planta medicinal.

La verdolaga cuenta con otras utilidades en el huerto, ya sea como planta auxiliar o como bioindicadora del tipo de suelo.

Y finalmente, aunque no sea estrictamente el objetivo de este artículo, cabe mencionar que existen especies ornamentales de verdolaga como la Portulaca grandiflora que se emplean en jardinería como decorativas, ya que poseen flores de mayor tamaño y colores más vistosos que la variedad silvestre. Pero ojo, las variedades de jardinería no son comestibles.

Cómo reconocer la planta verdolaga o Portulaca oleracea.

La verdolaga (Portulaca oleracea) es una planta perteneciente a la Familia de las Portulacáceas. Se trata de una planta silvestre y autóctona de carácter anual, es decir, es una planta de temporada.

Es una planta suculenta de hojas carnosas y redondeadas. Son muy característicos y ayudan a reconocerla, sus tallos rastreros (que se extienden en horizontal sobre el suelo) de color rojizo y también carnosos.

Produce pequeñas flores amarillas, cuya floración puede extenderse desde la primavera hasta el otoño. Tras la floración, produce semillas redondeadas dentro de cápsulas alargadas que se abren y se diseminan fácilmente, lo que hace que reaparezca de forma natural año tras año en las mismas zonas.

¿Qué variedad de verdolaga elegir?

Existen distintas especies de verdolaga o Portulaca y aunque en este artículo solo me referiré a la Portulaca oleracea, te mencionaré 2 “Portulacas” para que puedas elegir la que más te interese en función de la utilidad que vayas a darla y para evitar confusiones entre la planta comestible de la que hoy te hablo y lo que puedes encontrar en centros de jardinería.

Esta es mi recomendación para ti:

  • Si quieres emplearla para consumo y reproducirla en tu huerto como hortaliza, elige la Portulaca oleracea, la especie silvestre y autóctona comestible, que además resulta util para las abejas y como bioindicadora de suelos.

portulaca planta

  • Si quieres disfrutar de flores decorativas, elige variedades ornamentales, como la Portulaca grandiflora que podrás encontrar en viveros, gardens y otros centros de jardinería. El cultivo de la Portulaca grandiflora puede realizarse en jardines y rocallas y también en macetas.

portulaca grandiflora

 

En el resto de este artículo, me referiré, para que no haya lugar a dudas, a la Portulaca oleracea, la especie silvestre o cultivable en el huerto, comestible.

6 propiedades de la verdolaga (Portulaca oleracea) que quizá no conozcas

1. La verdolaga como planta silvestre

De forma silvestre, la verdolaga aparece en terrenos baldíos, bordes de caminos, en suelos ligeramente compactados y en zonas secas soleadas. Por ello, puedes encontrarla en los bordes de los bancales del huerto y en las zonas de paso bastante pisoteadas.

Si te fijas en la ciudad,

podrás verla no solo en jardines sino incluso en los alcorques de los árboles urbanos.

verdolaga comestible

2. La verdolaga como hortaliza en el huerto y sus cuidados

La verdolaga es una planta cultivable como hortaliza de hoja, para su consumo en ensalada principalmente.

Se trata de una planta fácil de reproducir a partir de sus semillas, que puedes obtener de las cápsulas de las verdolagas silvestres, antes de que caigan al suelo.

Siémbralas en primavera en profundidad en un sustrato rico en materia orgánica (con compost o humus de lombriz). Una vez que germinen, resérvalas un lugar soleado, independientemente de que vayas a tenerlas en macetas o sobre el terreno.

No necesitan grandes cuidados, son bastante resistentes a la sequía, por lo que necesitan pocos riegos y podrás disfrutar de ellas hasta que lleguen las heladas.

 verdolaga cuidados

3. La verdolaga como planta comestible

Si consumes verdolagas silvestres ten en cuenta las posibles contaminaciones.

La verdolaga es una planta comestible tanto

en su estado silvestre como si la cultivas en tu huerto, una cualidad que ha caido en desuso hoy en día.

Las hojas pueden consumirse crudas en ensaladas, durante el verano y en otoño, incluso si está en flor. Si no te convence el gusto carnoso al paladar, puedes saltearlas ligeramente para cambiar este aspecto o añadirlas a cremas y sopas, sobre las que además aporta cremosidad.

La composición nutricional de la verdolaga es bien interesante, por su contenido en minerales y vitaminas pero sin duda lo más sorprendente es su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, uno de los mayores del reino vegetal.

Si consumes verdolagas silvestres, evita recolectarlas (tanto en el campo como en la ciudad) donde sospeches que puedan estar contaminadas por pesticidas o por estiércoles y purines de ganado o animales de compañia.

4. La verdolaga como planta medicinal

La composición nutricional de la verdolaga, hace que sea muy interesante su consumo como alimento. Pero por si no fuese suficiente, esta pequeña planta posee multitud de propiedades medicinales por lo que es fácil que quieras reservarla un pequeño hueco en tu jardín medicinal.

Una advertencia digna de mención, la verdolaga posee un alto contenido en oxalatos por lo que se aconseja no tomarla en exceso si se padece de piedras en los riñones, acidez de estómago, artritis, reuma o gota. Recuerda siempre que natural no es sinónimo de inocuo, las plantas pueden tener propiedades curativas pero también presentar contraindicaciones y toxicidades, no lo olvides y consumelas con prudencia.

5. La verdolaga como planta auxiliar en el huerto ecológico

La verdolaga produce una floración bastante amplia, que se extiende desde la primavera hasta el otoño. Produce unas pequeñas flores amarillas sésiles (“sin rabito”), sobre la base del tallo que resultan atractivas para las abejas y otros polinizadores durante el verano.

Puesto que resultan útiles para los polinizadores y no ocupan mucho espacio en el huerto, ya que se ubican sobre bordes de bancales, caminos,… puedes plantearse no eliminarlas del huerto aunque no las vayas a dedicar al consumo humano.

6. La verdolaga como bioindicadora de suelos

Saber leer lo que las plantas silvestres nos dicen, puede ser muy útil para conocer mejor nuestro suelo.

Además de su valor como planta auxiliar del huerto, cabe destacar lo que la presencia de esta planta nos dice de nuestro suelo. Su presencia nos indica que el terreno de nuestro huerto o jardín en la zona donde aparece es un suelo ligeramente compactado o pisoteado, pobre en nutrientes y más bien seco. Una información muy útil si necesitas cambiar estas circunstancias, trabajando el suelo para airearlo y aportandole compost o materia orgánica para aumentar los nutrientes (nitrógeno y carbono del suelo).

 

¿Te animas a probar la verdolaga?

Comparte tu experiencia en el hilo de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*