Como sembrar albahaca en macetas



La albahaca (Ocinum basilicum) es una de las hierbas más aromáticas de la cocina, con un indescriptible e inconfundible olor y sabor que hacen de ella uno de los imprescindibles de la cocina italiana, compartiendo el protagonismo con el orégano en la cocina mediterránea. Una hierba culinaria fresca que nada tiene que ver con un bote de albahaca seca que puedas comprar en cualquier tienda.

Es facil de cultivar desde semillas, ocupa poco espacio y es de temporada, características que la hacen asequible casi para cualquier espacio por lo que puedes apuntarla como uno de tus imprescindibles para esta temporada en tu huerto ecológico, jardín medicinal o macetas de culinarias de primavera-verano.

Las dos variedades de albahaca más cultivadas suelen ser la albahaca de hoja pequeña y la albahaca de hoja grande. La primera se utiliza principalmente para repeler moscas, mosquitos y otros insectos de las casas, por lo que suele ubicarse en las poyatas de las ventanas.

La segunda conocida como albahaca de hoja grande o albahaca genovesa es la más empleada en la cocina, tanto en fresco en ensaladas como para elaborar la famosa salsa al pesto, un manjar solo disponible con todo su aroma si disponemos de albahacas frescas en las macetas, el huerto o el jardín.

 

hojas de albahaca

Imagen de Crepessuzette en Pixabay

Ultimamente me he convertido en fan de las albahacas y he probado otras variedades como la albahaca púrpura, muy atractiva por el color de las hojas y de sus flores; la albahaca naranja, albahaca limón y albahaca canela que tienen su puntito por los olores que desprenden o la albahaca tailandesa, sin duda un gran descubrimiento en la cocina por su característico olor a regaliz.

albahaca purpura

Imagen de _Alicja_ en Pixabay

Cómo sembrar albahaca.

La siembra.

Eligas la variedad que elijas, su siembra y cultivo son similares, por lo que aunque a lo largo del artículo me referiré principalmente a la albahaca genovesa, todo lo dicho puede aplicarse a las otras variedades de albahaca.

Es un cultivo facil de realizar desde semilla por lo que te recomiendo que prepares tus semilleros para después trasplantarla al exterior a una maceta más grande o al terreno.

Si siembras tus albahacas desde semillas, estarán más adaptadas al clima y al sustrato/terreno donde las vas a tener después y evitarás el típico problema, del que me llegan consultas con bastante frecuencia sobre las albahacas compradas en supermercados y similares que se muerren al mes de estar en tu casa.

Eso sí, es importante que tengas en cuenta que la albahaca es una planta sensible al frío por lo que si realizas tus semilleros de febrero a abril has de hacerlo en un lugar protegido (en cas, en un invernadero,…) y dejar que vayan creciendo hasta que pase el riesgo de heladas. En mayo ya podrás trasplantarlas al exterior.

Coloca 5-10 semillas por semillero y cubrelas con un dedo de tierra, no más. Asegurate de regarlas y que tus semilleros mantienen siempre la humedad. Ubicalas en la poyata de una ventana o en un sitio preferentemente al sol.

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC
Siembra
Cosecha cosecha cosecha cosecha

El trasplante.

Trasplantalas al exterior en mayo, siguiendo las recomendaciones de cuidados y cultivos que te indico a continuación.

No olvides que se trata de una planta de temporada, es decir, hagas lo que hagas, cuando empiecen a disminuir las horas de luz a finales de verano y a bajar las temperaturas, tus plantas de albahaca comenzarán a prepararse para “el fin de fiesta”, las hojas comenzarán a amarillear y a caer.

Por lo que es importante que coseches sus hojas y las conserves para el invierno porque esta planta anual no vivirá hasta la temporada siguiente.

albahaca en maceta

Imagen de seeandfeel2017 en Pixabay

Cuidados de la albahaca.

Insolación: ubícala a pleno sol si es posible, aunque también tolera la sombra.

Temperaturas: recuerda que es una planta anual o de temporada, que necesita calor y sol para desarrollarse por eso es tan típica de la cocina mediterránea.

Sustrato: necesitan un sustrato rico en materia orgánica para producir una gran cantidad de hojas.

Riego: necesitan un riego abundante, un sustrato o terreno húmedo pero no encharcado. No olvides regarlas con regularidad (cada día o cada 2 días) en los meses más cálidos del verano, para que su aromáticas hojas no se deshidraten.

Abonado: requieren un abonoado rico en materia orgánica, un abono orgánico a base de compost o humus de lombriz es perfecto para mantener la producción de hojas toda la temporada.

albahaca flor

Imagen de _Alicja_ en Pixabay

 

Cuando y cómo cosechar la albahaca.

De la albahaca se aprovechan las hojas para consumir en fresco principalmente, ya que no resultan faciles de secar y pierden gran parte de su aroma. Por tanto puedes irlas cortando de abajo a arriba, para que siga produciendo hojas nuevas, según vayas necesitandolas en la cocina.

A finales de agosto o primeros de septiembre, suelo cortarlas prácticamente todas las hojas y preparar con ellas una rica salsa al pesto que después almaceno en tarros de cristal y congelo, para disponer de esta salsa durante todo el invierno.

Sin embargo no arranco las plantas de albahaca aun, así permito continuen echando flores primero y que maduren las semillas después, para recolectarlas para la siguiente temporada.

 

albahaca semillas

Imagen de pisauikan en Pixabay

Por qué plantar albahaca en el huerto y el jardín.

La albahaca, además de por sus usos culinarios, es interesante tambien si la permitimos echar flores, para atraer a las abejas y otros polinizadores en el huerto.

Tanto en el huerto como en el jardín tiene un papel repelente de ciertos insectos plaga como los pulgones. Por ello en el huerto ecológico se aconseja ubicarla entre las tomateras pra conseguir este efecto. Tomates y albahaca en el huerto… ya llevas la ensalada completa!

albahaca flor

Otros usos de la albahaca.

Además de todo lo dicho hasta ahora, la albahaca también se emplea en el botiquín y en cosmética natural. Suelo emplearla al elaborar repelentes para insectos, en pomadas calmantes, junto a la caléndula o para mitigar los dolores de cabeza.

¿Tienes dudas sobre cómo cultivar la albahaca?

Dejanos un comentario para ayudarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*