Cultivo ecológico de habas en el huerto urbano



habas unhuertoenmibalconLas habas constituyen un alimento típico de la zona mediterránea. Ricas en proteinas en comparación con otras hortalizas, se pueden consumir como guarnición con carnes, en ensaladas o en arroces en verde o como grano seco para el invierno.

El nombre científico de las habas es Vicia faba y pertenecen a la familia de las leguminosas, al igual que sus parientes las judías, los guisantes y las lentejas.

 Suelo y clima:

Las habas prefieren los suelos con tendencia a compactarse, arcilloso-calcáreos y profundos, pero sin encharcamientos, ricos en materia orgánica. Tienen una fuerte raíz que hace que tengamos que labrar bien el suelo antes de la siembra.

Prefieren climas fríos y templados, no soportan el calor.

Siembra:

Las habas se siembran de octubre a marzo, aunque se recomienda la siembra otoñal, ya que se trata de una planta resistente al frío mientras que el calor detiene la floración y la producción de frutos. En zonas muy frías, de montaña o con nevadas, se recomienda la siembra primaveral.

Remojar en agua las semillas el día anterior a la siembra. Sembrar 3 de semillas de habas por agujero directamente en el terreno o en la maceta definitiva a 5 cm de profundidad. Separar las semillas 30 cm entre ellas en hileras separadas 50 cm. Compactar la tierra y regar.

Para el cultivo ecológico de habas en macetas se necesita un recipiente mínimo de 5 litros de sustrato.

Las habas germinarán en 8-12 días. Eliminar las plántulas más pequeñas, dejando solo una de cada agujero.

habas flor unhuertoenmibalconCuidados:

El cultivo ecológico de habas necesita de algunos cuidados que se detallan a continuación:

  • Aporcar, es decir, realizar un pequeño montículo de tierra alrededor del tallo de cada planta para favorecer su desarrollo.
  • Eliminar las malas hierbas mediante escardas. Un acolchado orgánico (con paja y otro material) nos ayudará a evitar las malas hierbas al tiempo que mantendrá la humedad del sustrato.
  • Al igual que el resto de hortalizas de esta familia, las habas son capaces de fijar nitrógeno atmosférico como nutriente del suelo, por lo que no necesitan aporte de abonos nitrogenados.
  • Conviene realizar aportes de fósforo y sobre todo de potasio, ya que es exigente en este nutriente. Es interesante emplear abonos a base de guano para aportarle estos nutrientes.
  • Una vez que hayan aparecido las flores, se puede realizar un despunte, que consiste en cortar el tallo principal para acelerar la maduración de las vainas y su cosecha y para prevenir la aparición de pulgones.

habas fruto unhuertoenmibalconCosecha:

A los 3-4 meses de la siembra, se recolectan las vainas verdes empezando por las inferiores, ya que son las primeras en madurar. Produce unas 10 vainas por planta, es decir, unos 2-4 kg de vainas por m2 de terreno.

Las habas se pueden consumir en verde, recogiendo las vainas pequeñas y cociéndolas, pero también se pueden dejar secar en la mata y recogerlas con la vaina seca, que se guardan para el invierno para consumirlas en grano.

Pulgón negro, una plaga típica de las habas
Pulgón negro, una plaga típica de las habas

Plagas y enfermedades comunes:  

En el cultivo ecológico de habas podemos encontrar algunos problemas, no son muchos pero son frecuentes, sobre todo los pulgones, por lo que conviene de antemano conocerlos para tratarlos en cuanto aparezacan.

Es una planta muy propensa al pulgón negro, que constituye la plaga más habitual de las habas y se localiza en la parte superior de la planta. Si la plaga es abundante se pueden controlar con insecticidas a base de jabón potásico.

El mildiu y la roya aparecen tras época de lluvias o por exceso de agua de riego. Pueden controlarse con fungicidas ecológicos a base de cobre.

Asociaciones:

En el cultivo ecológico de habas es interesante asociar las habas con otras hortalizas cuya asociación resulte beneficiosa para ambos cultivos. De este modo se pueden asociar con maíz, coles, alcachofas, eneldo, patatas, espinacas o lechugas.

No conviene sin embargo asociarlas a ajos, cebollas o puerros ni a otras leguminosas.

3 comentarios sobre “Cultivo ecológico de habas en el huerto urbano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*